click here to choose another color
menu

Desarrollar estrategias de resiliencia implica entender la relación que ha tenido el borde costero con la ciudad a lo largo del tiempo. El pasado, reflejado en los recuerdos que las personas tienen sobre un momento o un lugar específico, se convierte en el punto de partida para aprender, reflexionar y tomar decisiones que permitan construir un futuro resiliente.

Las cápsulas del tiempo fueron un método de comunicación entre el pasado y el futuro. En ellas se leyeron, tradujeron y almacenaron registros meteorológicos y fotográficos que permiten descubrir diferentes procesos físicos presentes en el espacio, pero invisibles al ojo.

Crear planes estratégicos y resilientes requiere la participación activa de la población en el reconocimiento, la rehabilitación y reconexión de la costa con su contexto. para esto desarrollamos talleres participativos en tres puntos del borde costero (paitilla, boca la caja y coco del mar) basados en la contrucción de un jardín hidropónico con la utilización de botellas plásticas.

Dar la oportunidad a los ciudadanos de ver la realidad actual del borde es una forma de propiciar diálogos basados en problemas y soluciones acerca de lo que está pasando con la costa. Durante un trayecto en bicicleta por la ciclovía, se utilizaron gafas de realidad virtual donde se veía un video 360 de la costa desde la perspectiva del mar. Esta contradicción permitió al conductor de la bicicleta entablar conversaciones acerca de lo que ya no hay y lo que hace falta, y así poder imaginar un borde costero accesible a los ciudadanos.

 

La última actividad consistió en dos estructuras de andamios de dos niveles donde las personas tienen un acercamiento al pasado y al futuro de la costa, y se propician conversaciones que ayuden conformar una identidad del borde costero. Es una actividad inmersiva que pretende funcionar como una máquina del tiempo, detonando reflexiones en los participantes sobre el pasado de la ciudad y sobre los imaginarios que tienen del futuro.

Únete a la discusión

Join the conversation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *